Los estudiantes tienen más tiempo para que tomen decisiones sustentadas y autónomas, acudan a los servicios de acompañamiento y fortalezcan la relación profesor-estudiante. 

El 11 de diciembre de 2018 el Consejo Directivo de la Universidad Javeriana aprobó, a través del Acuerdo No.671, la modificación al numeral 47 del Reglamento de Estudiantes, el cual aumenta a 14 semanas el plazo para el retiro de asignaturas sin efectos académicos negativos [1]. Para llegar a esta modificación, la Sede Central y la Seccional Cali realizaron un análisis sobre la tasa de repitencia y retiro de asignaturas, su efecto en el desempeño de los estudiantes y el desarrollo de los programas académicos. Según el Acuerdo, esta modificación se inscribe en el proceso de la exploración de oportunidades de mejora en el rendimiento académico y considera oportuno brindar a los estudiantes “un tiempo mayor para evaluar las consecuencias que trae retirar asignaturas y así permitirles tomar decisiones autónomas, sustentadas y responsables”. De manera que, con esta orientación, el tiempo adicional que brinda la Universidad busca que los estudiantes evalúen mejor los resultados parciales obtenidos y enfrenten los retos que supone la formación académica actual en aras de mantener la exigencia y calidad académica.

“Un tiempo mayor para evaluar las consecuencias que trae retirar asignaturas y así permitirles tomar decisiones autónomas, sustentadas y responsables”

Con en este tiempo adicional, la Javeriana busca que los estudiantes hagan un uso más oportuno y con mayor continuidad de las estrategias de aprendizaje y de los apoyos de acompañamiento ofrecidos, entre los cuales se pueden destacar:

  • Consejería Académica: acompaña mediante un profesor asignado las decisiones de los estudiantes en su ruta académica dentro del avance de la malla curricular de su carrera.
  • Ciclos de Apoyo al Aprendizaje, del Centro de Asesoría Psicológica y Salud (CAPS): orientan a los estudiantes para fortalecer el proceso académico por medio de talleres presenciales y virtuales que, desde la psicología, permiten acompañar la forma en la que el estudiante aprende y maneja su proceso educativo. Se ofrece orientación en situaciones de ansiedad y estrés, el cuidado de la salud en el aprendizaje, manejo del tiempo, lectura y escritura, expresión oral, entre otros.
  • Aulas de Acompañamiento: ayudan a los estudiantes, con el apoyo de monitores y profesores expertos en el tema, en las áreas de mayor dificultad y se configuran como una alternativa de apoyo académico en inglés, matemáticas, escritura y temas específicos de ingeniería y administración.
  • Las Bibliotecas Javeriana: ofrecen al estudiante una amplia variedad de servicios, desde colecciones, computadores y ambientes de estudio hasta asesoría en investigación, búsqueda de información y referencias, capacitación en el uso del catálogo, préstamos de recursos, consultas determinadas de material y bases de datos, entre otras. Cabe resaltar, que en la Biblioteca Alfonso Borrero Cabal, S.J. se encuentra el Centro de Escritura y la Sala Interactiva de Lenguas, de la Facultad de Comunicación y Lenguaje, servicio que tiene como objetivo brindar refuerzo en temas de escritura y asesoramiento de tesis.

Adicionalmente, la Universidad cuenta con Enlace Javeriano, un servicio de atención integral que acoge, informa, orienta y direcciona las inquietudes de los estudiantes en el acompañamiento que requieran en aspectos académicos, emocionales, financieros, entre otras.

“La Javeriana busca que los estudiantes hagan un uso más oportuno y con mayor continuidad de las estrategias de aprendizaje y de los apoyos de acompañamiento ofrecidos”

Por otra parte, la modificación al numeral 47 del Reglamento de Estudiantes no solo pretende garantizarles a los estudiantes un tiempo suficiente para hacer uso de estos recursos institucionales, sino que también se convierte en una oportunidad para que los profesores logren hacer un mayor seguimiento al proceso de enseñanza, evaluación y retroalimentación de los resultados de sus estudiantes. Es una oportunidad de mejora que permite favorecer la relación docente-estudiante planteada en términos del principio educativo de la Compañía de Jesús: alumnorum cura personalis. Es decir, como sostiene la Pedagogía Ignaciana [2], centrarse en el cuidado integral de la persona a través del acompañamiento, el amor y el servicio para que el estudiante continúe desarrollándose en su formación integral; un respeto por sus particulares circunstancias y con aprecio a sus capacidades y necesidades.

Con esto, profesores y estudiantes disponen de un nuevo plazo en pro del bienestar académico y de las relaciones pedagógicas, que son la base del quehacer de la vida universitaria. Lo anterior enmarcado en un esfuerzo institucional de la Universidad Javeriana por brindarle a sus estudiantes y profesores las herramientas y condiciones necesarias para el logro de sus procesos formativos y que respondan y aporten a los retos de la sociedad actual.

[1] El nuevo plazo es de 14 semanas de clase después del inicio de actividades académicas de cada semestre para las asignaturas cuya duración abarca todo el semestre académico. Las que tienen una duración menor o mayor podrán ser retiradas sin efectos negativos siempre y cuando no se haya superado el 80% de su duración.

[2] Pedagogía Ignaciana. (2018). La “cura personalis” en la educación jesuita. Conferencia de Provinciales en América Latina – CPAL. Recuperado de: https://bit.ly/2H0qcHJ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here