La Vicerrectoría Académica busca la formación integral de estudiantes y profesores junto con el desarrollo de los programas académicos a los que pertenecen para responder a las problemáticas sociales, culturales y políticas del país y el mundo en los nuevos escenarios que han emergido caracterizados por el cambio en una realidad en constante transformación en lo local y en lo global. 

En el marco de la gestión planificada de la Vicerrectoría Académica, se han configurado tres grandes apuestas representadas en el Desarrollo de la Oferta Académica, el Desarrollo del Cuerpo Profesoral y el Desarrollo Estudiantil. Estos tres modelos se articulan en una orientación permanente hacia el aseguramiento de la calidad y el mejoramiento continuo. En ese sentido, el ejercicio de autoevaluación como instrumento permite una valoración amplia e integradora para identificar las fortalezas y oportunidades de mejoramiento, ha caracterizado a la Vicerrectoría Académica a fin de dar cuenta de la calidad y pertinencia de su trabajo en el marco de la Misión y Proyecto Educativo de la Universidad.

Hoy por hoy, resulta indispensable asumir una actitud de revisión de los retos y desafíos en un contexto que se caracteriza por grandes cambios y crisis en todas las esferas de la vida humana. Esta orientación permite la articulación de diversos actores para fortalecer las labores de las direcciones y unidades académicas de la Universidad desde un conocimiento contextual y pertinente. Se hace necesaria una discusión a la luz de las tendencias actuales en la educación superior frente al futuro que exige retos en todos los ámbitos del acontecer político, social, científico, ecológico y cultural.

Como consecuencia de la llamada cuarta revolución industrial, temas como el cambio climático, el desaprovechamiento de los recursos naturales, nuevas tecnologías y globalización, se han empoderado de las dinámicas de producción y el mercado laboral. Los conocimientos, habilidades y aptitudes requeridas en los nuevos equipos y ambientes de trabajo demandan elementos diferenciadores en materia de educación desde un sentido colectivo para participar de la construcción de la humanidad y de la vida en el planeta.

“Hoy por hoy, resulta indispensable asumir una actitud de revisión de los retos y desafíos en un contexto que se caracteriza por grandes cambios y crisis en todas las esferas de la vida humana.”

De manera análoga, las implicaciones para la educación superior en Colombia que contrarrestan la desigualdad señalan un mayor empoderamiento en los territorios para la construcción de capacidades regionales y una concepción del mercado laboral en donde las dinámicas se proyecten hacia las habilidades digitales, espacios de trabajo conjunto, equipos virtuales y plataformas de talento en línea. El ascenso de las nuevas tecnologías asimismo indica que las actividades laborales son una oportunidad de formar capital humano en nuevas dinámicas de creación que progresivamente transforman las maneras de aprender, enseñar y evaluar y, por ende, se hace necesario que la Vicerrectoría se piense a sí misma de manera crítica y articulada e innove en su labor para poder responder a estas transformaciones contemporáneas.

Por consiguiente, frente a las apuestas formativas innovadoras e interdisciplinarias en materia de educación, es necesario que estas se vean diferenciadas por una dimensión nacional e internacional que dan cuenta del sello identitario de la Javeriana. Así, los modelos de desarrollo que se proponen desde el trabajo de la Vicerrectoría Académica, se han enfocado en una orientación relacional, dialógica, interactiva, de participación, implicación y pertenencia para construir nuevos significados desde la autonomía y el desarrollo de un pensamiento desde lo diverso.

La idea es entonces desarrollar vivamente la invitación que el proyecto educativo nos hace a vivir pedagógicamente la vida universitaria desde el diálogo. Esperamos de esta manera seguir en un proceso de transformación y entregar a la sociedad seres humanos formados integralmente que estén en capacidad de contribuir de manera efectiva a los procesos de reconciliación para la construcción de paz y muy especialmente la transformación social del país desde una perspectiva innovadora e intercultural. Adicionalmente, nos invita a la inclusión, la ética del cuidado y la solidaridad en la experiencia humana de compartir en comunidad, a reconocer los compromisos que se han asumido en el equipo de trabajo de la Vicerrectoría Académica desde una perspectiva que impulse la construcción colaborativa y creativa cuya orientación también sea una vivencia interior, desde una concepción personal y espiritual, para pensar crítica y reflexivamente.

“La idea es entonces desarrollar vivamente la invitación que el proyecto educativo nos hace a vivir pedagógicamente la vida universitaria desde el diálogo.”

Estas dinámicas hacen una invitación a no temer a dialogar entre nosotros, con las diferentes unidades académicas y mirar otros referentes. Un diálogo con el contexto supone asumir de manera consciente lo que nos compete desarrollar. Se trata también de arriesgarnos y romper con esquemas en un entorno que cambia de manera permanente, asumir nuestras labores y proponer elementos que señalen nuevos horizontes e innovar en el marco de la misión institucional a favor del desarrollo de nuestro país y en contribuir a la solución de problemas de la realidad colombiana en materia de desigualdad y acceso a oportunidades.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here